Saltar al contenido
COMOSONLOSPERROS.COM

18 razas de perros extintos en el mundo

razas-de-perros.extintos

Hoy contamos con una gran variedad de razas caninas que nos acompañan en nuestras casa, compañeros leal a la hora de trabajar o disfrutar de la vida, pero también debemos recordar aquellas razas de perros extintos que quedaron en el camino.

A la hora de hablar de la desaparición de especies animales, es común dejarnos llevar y pensar en algún mamífero raro, aves endémicas, reptiles de gran tamaño, y por supuesto, no podemos olvidarnos de los dinosaurios prehistóricos.

A continuación, podrás descubrir las razas de perros extintos.

Índice

Alano

El Alano, también conocido como Alaunt, es un tipo de perro que existió en Asia Central y Europa desde la Edad Antigua hasta el siglo XVII.

Los ejemplares originales se parecían mucho al Alano Español actual; de talla grande, con un pelaje corto y con diferentes tipos de manto.

Eran utilizados como perros de pastoreo, perros guardianes, perros boyeros, y como perros de guerreros en combates debido a su gran valentía.

Según varios expertos en cinología, existe la afirmación de que razas de perros de presa como el Bulldog, Bullenbeisser, Bully Kutta, Ca de Bou, Dogo de Burdeos y Gran Danés fueron impactadas por la influencia del Alano.

Beagle del Norte o Norh Country Beagle

A comienzo del siglo XIX esta raza de perros británica desapareció a consecuencia de cruzarse con otros linajes.

Se desconoce cuando surgió. Una gran parte de los investigadores insinúan que concebido a partir de un perro de caza extinto supuestamente originario de Normandía, llamado Talbot.

El Talbot era un perro sabueso preponderantemente blanco y lento. Estos perros fueron cruzados con galgos para mejorar su velocidad, pero fueron usados más para rastrear gracias a su gran olfato.

El Beagle del Norte era un perro grande, huesudo, cabeza cuadrada y de orejas largas. Criados esencialmente en Yorkshire, era frecuente encontrarlos en el Norte de Inglaterra, en tanto, por debajo del río Trent los Southem Hound eran más numerosos.

Eran más veloces que sus predecesores el Talbot.

Gervase Markham, poeta y escritor, los delineó como perros con cabeza delgada, nariz larga, orejas y belfos poco profundas, espaldas anchas, vientre delgado y cola larga.

Se cree que el Beagle del Norte predecesor de los Harriers y Foxhounds actuales, entre otros. Los sabuesos y los coonhounds son proclive a estar influenciados por los Southem Hound, y variaciones del Talbot, por ser muy buenos rastreadores, aunque no son tan veloces como otras razas de perros sabuesos.

Braco de Puy

En el siglo XIX surgieron los primeros perros en la localidad de Poitou (Francia), y fue el resultado de perros bracos con ejemplares lebreles.

Se le atribuye el nacimiento de esta raza, a dos hermanos de apellido Puy, por haber cruzado canes bracos franceses de su propiedad, con algunos Sloughi que fueron traídos desde África por militares franceses.

El Braco de Puy fue desarrollado para ser usados en la caza en terrenos de llanuras.

Eran perros de talla medio – grande, veloces, flexibles, con patas delgadas pero ágiles, y poseían un pelaje bicolor, en donde predominaba el color blanco como la base recubierto con manchas naranjas.

El cruzamiento con otras razas caninas fue disminuyendo las características originales del braco, llevándolo poco a poco a su extinción, aunque se lo podría reflotar a partir de razas diversas y llamadas Braque du Puy.

Bullenbeiser o Bulldog Alemán

El Bullenbeiser (mordedor de toros) es considerado en Alemania como el padre de las razas gigantes, la existencia del Bulldog Alemán se remonta a 2000 años antes de Cristo y es considerada como una de las razas de perros más antiguas.

En esos tiempos ya se encontraba presente en algunas regiones de lo que hoy se conoce como África y Asia.

Debido a las migraciones de los pueblos germanos y celtas a los territorios que hoy ocupan España, Francia, Inglaterra y Alemania se convirtieron en los predecesores del Bulldog Alemán.

Los germanos empleaban a estos potentes perros de fuerte carácter para la caza de uros o búfalos de Podolia (toros salvajes de los territorios de Ucrania), eran canes de pelea, que también se los utilizaban para el pastoreo y la guardia.

Con el tiempo los cazadores alemanes fueron optando por estos perros para realizar las cacerías.

Según el tipo de presa que perseguían se los denominaban cannis porcatoris (perros de jabalí) o cannis ursiturus (perros de oso).

A los canes que poseían pelaje corto, contextura fuerte y maciza, grandes cabezas, fuertes mandíbulas, labio superior caídos y triangulares, se los conocía como «dogge».

En la Edad Media, los dogge de Europa fueron los responsables de originar dos variaciones de Bullenbeisser. Los ejemplares de tamaño grande se llamaron Danzig, en tanto, que los de talla más chica Brabante que servían como perros presas para la cacería de grandes piezas.

La función de estos perros era perseguir a las presas y sujetarlas de tal modo que no les dañaran, para luego dejar que el cazador termine «el trabajo».

Para poder cumplir dicha función, el can debía poseer en lo posible un hocico ancho con una amplia disposición de su dentadura que le sirviera para aplicar una mordida lo suficientemente potente para aguantar el animal capturado. Esta cualidad le valió para que sea muy considerados.

En la actualidad, el Dogo Argentino y el Alano Español conservan su aspecto físico si no también utilidad.

En 1850 el tamaño del Bullenbeisser oscilaba entre los 40 a 70 cm, en donde podíamos encontrar a los ejemplares más chico en la región que hoy ocupa los países bajos, mientras que los de mayor altura estaban en la zona de Alemania.

La desaparición de esta formidable especie se debió más al cruzamiento con otras razas, más que a un ocaso de la misma.

Dogo Cubano o Mastín Cubano

El Dogo Cubano en realidad no era original de Cuba y era parte del grupo de los Bullmastiff.

Fueron importados a la isla para cumplir con dos propósitos sumamente reprochables como son las peleas de perros y las cacerías de los esclavos insurgentes.

Esta raza de perros eran grises con su rostro de color negro, poseían cuerpos grandes, robustos y macizos, patas fuertes, cabeza ancha, hocicos chatos, orejas y labios caídos, cola corta. El sentido del olfato estaba muy desarrollado.

Con la abolición de la esclavitud en la región, la crianza de estos dogos perdió su popularidad y se comenzó a cruzarlos con otras razas caninas dando como resultado la desaparición de estos ejemplares.

Hare Indio

El Hare Indio fue criado para cazar, por los aborígenes que habitan en el norte y noroeste de Canadá y de los Estados Unidos de América.

Fue el resultado de la cruza de coyote con varias razas de perros domésticos que se cree fueron introducidos por los vikingos al territorio americano, obteniendo así, ejemplares hábiles para cazar, veloces, de buen carácter y compañero con su amo.

Entre los años 1819 a 1822, algunos ejemplares fueron llevados al continente europeo para participar en las exposiciones de la Sociedad Zoológica de Londres.

Con el constante aumento en el siglo XIX del uso de las armas de fuego, se fue perdiendo el interés por criar a estos canes, con lo que fueron cruzándonos con otras razas.

El tamaño del Hare Indio era comúnmente más chico que un coyote, con una constitución física musculosa y resistente, cabeza más estrecha y pequeña, morro prolongado y delgado, además, de haber tenido sus orejas erectas, triangulares y anchas en la base.

Sus extremidades eran delgadas y larga, que finalizaban en patas fofas y grandes. La cola era peluda, curvada hacia arriba y caía sobre la cadera.

Su pelaje estaba compuesto de una base blanca con manchas irregulares de buen tamaño de tonos marrón y grises, pudiéndose encontrar algunos parches negros rodeando los ojos.

Según la información recopilada, describen a estos perros como animales sociables, juguetones, afectuosos con grupo familiar humano, incluso con los extraños, amantes de su libertad e inquietos cuando eran encerrados o atados.

En cuanto a sus vocalizaciones, rara vez emitían algún sonido, algunos ejemplares empezaron a ladrar en contacto con perros domésticos. Cuando tenían miedo o sufrían una herida tendía a aullar, mientras que para atacar o cazar solían gruñir.

Fortaleza, dispuestos, incansables eran algunas de sus características a la hora de trabajar largas jornadas, aún bajo climas adversos de mucha nieve.

Conservo la agilidad y velocidad heredada del coyote, la fortaleza y resistencia para afrontar los inviernos implacables del noroeste de Canadá.

Además de ser utilizado para cazar, también los usaban para pastorear y de vez en cuando transportaban pequeños bultos en trineos.

Kuri

La peculiaridad física preponderante del Kuri era su «fealdad» debido a que los maoríes los criaban para consumir su carne y su pelaje el cual utilizaban para elaborar parte de su vestimenta.

Su talla era pequeña, patas cortas, pelaje claro, olfato poco desarrollado y la visión era muy buena. Su apariencia física se asemejaba más a un zorro que a un perro.

Sus presas favoritas eran el kiwi, el kakapo, y cualquier pájaro que pudiera capturar de noche cuando dormían.

En las temporadas donde los patos migraban aprovechaba la oportunidad para darle caza gracias a su excelente potencia de saltar.

En junio de 1772 fue avistado en Bay of Islands por el navegante y explorador francés Jules Crozet, la primera persona culta, quien dejo un escrito que decía «es un animal parecido al zorro, pero que puede ser domesticado y usado tanto como mascota como para alimento. A pesar de parecer un perro no puede ladrar como los perros, sino que hace un sonido parecido a los de los zorros.»

El científico inglés Frederick Hutton delineo a este can como un «animal de compañía, era perezoso y bastante tímido tanto con los extraños como con los que conocía poco, únicamente siendo afable con su amo directo.»

En la cultura de los maoríes los kuris eran venerados, de hecho, antes de combatir en una guerra, podían sacrificar tanto un humano como a uno de estos canes en ofrenda a su dios, llamado Tu.

Maru era otro dios a quien los maoríes ofrecían la vida de estos animales para que acompañara a los guerreros en la batalla.

Oriundos de Polinesia y Nueva Zelanda, desaparición en el siglo XIX debió a varios factores. Las más salientes fueron la baja población existente de estos animales y la llegada de los colonizadores europeos al territorio del Cáucaso.

Los kuris se fueron cruzado con razas de perros provenientes de Europa, por otra parte, eran exterminados por los colonos para así proteger al ganado que habían llevado.

En el museo neozelandés Te Papa Tongarewa, se encuentran exhibidos los últimos ejemplares disecados, conocidos por el hombre.

El significado de la palabra Kuri en maorí es «perro polinesio» y es muy posible que haya llegado en la región del caucaso con las primeras incursiones de los maoríes a Nueva Zelanda entre los siglos XII a XIV.

La tribu maori era atenta con los visitantes, a quienes les ofrecían carne de Kuri, que se asemejaba al sabor del «cordero asado».

Mastín de los Alpes o Mastín Alpino

El Mastín de los Alpes son otros canes que engrosan la lista de las razas de perros extintos que vivían en Europa y fue documentada entre los siglos XVIII y XIX, aunque algunos testimonios lo sitúan en el siglo V antes de Cristo.

Antepasado del San Bernardo, formo parte del grupo de las razas caninas molosoides, es decir, gigantes de patas fuertes y gran fortaleza física.

El Mastín de los Alpes fue fácilmente identificado como un perro que podía llegar a pesar 150 kg y medir un poco más de 50 cm. de altura, poseer grandes músculos, rasgos robustos y gruesos.

En 1829 fue importado a Inglaterra convirtiéndose el perro más grande que poseían y participó de varias exhibiciones caninas en Liverpool y Londres.

En 1886 el primer libro sobre los mastines fue escrito por M.B. Wynn, quien definió a estos perros con un pelaje atigrado, de la región de los Alpes, adquirido por el convento de San Bernardo.

Wynn también relata en su libro que el mastín inglés era la cruza entre los mastines de tamaños más grandes y bulldogs antiguos.
Desde el siglo XIX, los perros molosoides de talla grande empezaron a ser avistados en Inglaterra, y se los llamaban San Bernardo o Mastín de los Alpes. De estas variedades fue la de los San Bernardo la que sobresalió y luego se modificó por la incorporación de los Gran Danés, Terranovas entre otros linajes, que conformaron al San Bernardo que conocemos en la actualidad.

Al mezclarse con otras razas se fueron perdieron las características originales hasta llegar a la extinción a fines del siglo XIX.

El Mastín Alpino pertenecía al grupo de las razas de perros molosides. Estos canes se destacaban por poseer un cuerpo músculos, robusto y grueso, con cabeza de grandes dimensiones y mandíbulas poderosas, aptos para la guardia.

Su gran cabeza tenía una forma casi redondeada y su morro era corto y achatado, las mandíbulas prominentes capaces de ejecutar potentes mordidas. Las orejas grandes y triangulares se encuentran bien separadas y caen pegadas a la cabeza.

Su contextura física y las patas eran gruesas y robustas. La cola tenía un tamaño mediano, era gruesa y tupida.

Aparentemente la base del color del pelaje era marrón, compuestos con algunos pigmentos dorados, beige, rojos y varios tonos parecidos, dejándole una apariencia atigrada. Tenía abundante pelo grueso, esencialmente sobre el lomo y rodeando su cuello.

El carácter de este perro de montaña era sumamente dócil, noble, podía convivir con el humano de manera tolerante y pasiva.

Se lo utilizó como perro pastor, probablemente en trabajos de carga y no tanto para cazar.

Paisley terrier

El Paisley Terrier nació en Gran Bretaña, en la región de Paisley, era un pequeño perro emparentada con los terrier.

Se hizo popular como mascota de compañía de las amas de la casa y en exhibiciones.

Este perrito faldero tiene conexión con los Skye Terrier y con el Yorkshire Terrier.

Existía otra variedad originaria del Valle de Clyde y se denominaba Clydesdale Terriers.

Este pequeño terriers fue muy famoso en el siglo XIX en Inglaterra.

Algunos autores describen el probable origen como el resultado de la cruza de diversas variedades del Skyle Terrier que tenían cuerpos chicos con patas cortas, y una capa de pelo largo y sedoso. Se cree que los Skyle Terrier eran originarios de Glasgow.

Las mujeres de aquellos años, encantadas por la belleza de este terrier, comenzaron a adquirirlos como animales de compañía, sorprendiéndose por sus conductas juguetonas, cariñosas, lealtad y su obediencia, pero solo tenía condiciones para cazar alguna que otra alimaña del hogar.

El Kennel Club clasificó, en 1888, al Paisley Terrier como una variedad del Skye Terrier, a pesar de los esfuerzos de los criadores por lograr un linaje distinto y definido.

Por otro lado, la decisión del Kennel Club ocasionó el descontento de los criadores conservadores de las características del Skye Terrier clásico, por no querer competir con los Paisley, al considerar las notables diferencias en cuanto al tamaño y al pelaje, además, de no reconocerlos como una raza pura.

Diversos cruzas de razas fueron cambiando al Paisley hasta llevarla a su desaparición por completo.

Es el ancestro del Yorkshire Terrier que conocemos en la actualidad.

La característica principal que se destacaba en estos perros, era su pelaje que se asemejaba a una manta peludo o a una alfombra.

El manto recubría todo su cuerpo, era muy sedoso, largo y liso, de tonalidades plateadas, blanco, beige o azul, se asemejaba mucho al del Skye Terrier.

El Paisley poseía un cuerpo pequeño, con un altura a los hombros de 30 cm. y peso no mayor a los 7 kg.

De patas cortas proporcionadas con respecto al tronco y cuerpo redondeado. La cabeza era triangular ovalada contaba un hocico poco prominente y las orejas eran triangulares, erectas con la punta ladeada hacia abajo.

En los show caninos, se lo mostraba sobre una caja de madera para poder apreciar toda la belleza de su pelaje.

La recopilación de datos describe el carácter de estos animales como excelente, ideales para cumplir la función de canes de compañía, alegres y juguetones, apto para niños y buen cazador de ratas y ratones.

Como aspecto negativo se destacaba lo complejo del cuidado que necesitaba su delicado pelaje.

Perro de Aguas de San Juan

El Perro de Aguas de San Juan se originó naturalmente en el siglo XVI, en la Península del Labrador (Canadá) y en la década de 1980 pasaron a formar parte, tristemente, del grupo de razas de perros extintos.
El linaje de esta raza se desconoce, pero se cree que es el resultado del cruce aleatorios de canes de trabajo de Irlanda, Inglaterra y Portugal.

Mientras transcurría los siglos XVIII y XIX, se importaron gran cantidad de ejemplares a Gran Bretaña para ser utilizados como perros de caza y cobro de presas.

Existía dos tipo de variedades, uno con manto corto y el otro largo con ondulaciones.

En Terranova predominaban el pelaje corto porque contaban con la ventaja de secarse rápidamente, lo que es fundamental en climas con temperaturas extremadamente bajas.

En cambio, en Inglaterra, los cazadores preferían los ejemplares con el pelo largo y ondulado. Estos perros fueron conocidos como Wavy Coated retrievers (retrievers de pelo ondulado).

Entre el fin del siglo XIX y el comienzo del siglo XX, estos perros canadienses fueron mermando su número.

El Perro de Aguas de San Juan fueron los antecesores de las razas de perros cobradores o retriever de la actualidad.

Una rama estudiosos de la raza, asegura que el Terranova es producto del cruce de mastines con estos perros de agua.

Eran perros de desgarbados, delgados, fuertes, robustos y de tamaño medio.

Su pelaje era de color negro con manchas en el pecho, hocico, barbilla y las patas.

Documentos del siglo XVII, describen perros negros resistentes y de talla media que trabajaban en los barcos, junto a los pescadores de Terranova, recuperando las redes y líneas de pesca.

También se detalla que eran animales con un manto corto y grueso, con una fuerte cola, amantes del agua y grandes nadadores.

Su extinción fue causada por dos factores: en primer lugar, Canadá redujo la crianza de estos canes, en un intento de promover la ganadería ovina; en segundo lugar, una epidemia de rabia afectó a los ejemplares, tenido que permanecer en cuarentena.

Perro Celta de Caza o Celtic Hound

En tiempos de la Irlanda celtas vivió, según la recopilación de múltiples leyendas locales, un raza de perros extintos en la actualidad llamada Perro Celta de Caza o Celtic Hound.

Se cree que estos canes fueron producto de cruzar diferentes tipos de ejemplares de las razas Lovero Irlandés, Greyhound y Lebrel Escocés.

Se hallaron imagines en pinturas, figuras e incluso joyería celta del siglo XVII, de estos animales.

Los Perros Celtos fueron venerados por los celtas como símbolos de caza, como curador de enfermedades y por ser el responsable de guiar y proteger a todas las almas perdidas en el «otro mundo celta».

Por otra parte, eran perros guardianes de caminos y cruces de carreteras.

Perro de Pelea Cordobés

Proviene originalmente de Córdoba, Argentina, y fue el resultado de un cruce de varias razas, como el Mastín y el Bulldog Inglés.

Sus cuerpos solían ser blancos, a veces con manchas marrones.

Eran robusto, grande, enérgico y muy violento incluso contra sus compatriotas.

Fue esta violencia la que llevó a su temprana extinción: cuando no se usaba para peleas de perros, se peleaban entre sí hasta la muerte por cualquier motivo.

Perro Polar Argentino o Perro Antártico Argentino

Estos perros de trabajo argentinos extintos fueron concebidos con el único fin de tirar de los trineos de la base militar que instalaría el ejército argentino en las gélidas tierras de la Antártida.

Las razas utilizadas para crear a estos hermosos perros, fueron Husky Siberiano, Alaskan Malamute, Groenlandés y Speed.

Cuando Argentina firmó el tratado antártico de protección del medio ambiente comenzó una disputa entre varias instituciones que sostenían que la presencia de estos canes impactaban negativamente en los ecosistemas antárticos. Esto hizo que fuesen retirados y trasladados al continente, luego de 43 años trabajando y sin haber tenido contacto con otras razas de perros, ocasionándole la perdida de inmunidad a las infecciones caninas más comunes.

Al haber perdido el objetivo para lo cual fueron criados, la alta mortalidad de los ejemplares existentes por falta de resistencia a las enfermedades y el mestizaje con otras razas sentenció su desaparición definitiva.

Poi Hawaiano

Los estudios relacionados con otras razas polinesias indican que los Pois llegaron a Hawai con los primeros colonos polinesios alrededor del 400 d.C.

Las variedades desarrolladas son ligeramente diferentes a sus ancestros, pero tienen características propias que las hacen únicas.

Poi fue un can pequeño y popular entre las familias hawaianas porque puede proteger a la familia.

Poco a poco, se usó como alimento, eso es todo, además del mestizaje con otras razas, ocasionaron la desaparición del Poi en el siglo XX.

Rastreador Brasileño

También se le llamaba urrador y era una raza de perro exclusiva de Brasil.

De cuerpo grande y robusto, además de agilidad e inteligencia, se utilizaba como perro de caza.

Su desaparición se remonta a finales del siglo XX, y el error fue la negligencia humana: después de una terrible plaga de insectos, los campos fueron regados con productos químicos para tratar de combatirla.

Sin embargo, las dosis e ingredientes que componían el insecticida resultaron en un envenenamiento a gran escala que condujo a la muerte de esta especie.

Talbot

Creció en Inglaterra en la Edad Media y se extendió a diferentes partes de Europa.

Según los registros que se lleva, tenían un agudo sentido del olfato, un cuerpo fuerte y una buena constitución.

Podían ser usados para cazar en algunas áreas, pero la información no es del todo clara.

Hay muy poca información sobre su desaparición, aunque está claro que dado que no fue utilizado para un fin específico, no hay suficientes servidores encargados de la preservación de la raza.

Sin embargo, se le considera el antepasado del Beagle.

Techichi

Su nombre proviene de la unión de dos palabras de la lengua náhuatl que son «telt»/piedra y «chichi»/perro.

Estos perros eran originarios de México y se los consideraban los ancestros precolombino del Chihuahua, ya que eran criados por los toltecas.

El techichi era un perro pequeño de compañía que se caracterizaban por ser animal poco ladrador, muy dócil y tranquilo, aunque en ocasiones se lo podía utilizar para transportar cargar livianas.

Estos perritos tenían una altura máxima de 30 cm., un hocico prominente, orejas que terminaban en punta y una cola corta y parada.

Al parecer no se trataba solo de una mascota, sino que también le otorgaban gran valor espiritual y religioso, ya que se han podido encontrar restos de estos animales dentro de las tumbas de los difuntos.

Los motivos de su extinción no están del todo claros, aunque el relevamiento se inclina por dos opciones: primero, que los españoles adquirieron el gusto por la carne del techichi, o bien, la segunda opción era el mestizaje con otras razas, como por ejemplo el crestado chino, contribuyendo con el tiempo a la desaparición de la raza.

Terrier Inglés Blanco

Hay pocos datos en este juego, probablemente debido al poco tiempo.

Se cree que el primer espécimen de esta raza fue Benjamin Alfred (Benjamin Alfred) en 1876, de color blanco y con mala salud.

A partir de ahí, algunos criadores intentaron establecer al terrier blanco como una nueva raza para favorecer su reproducción.

Sin embargo, estos signos son débiles e inadecuados para el trabajo, incluso como perro de compañía, su mantenimiento es difícil: era propenso a la sordera, y problemas genéticos como la excesiva necesidad de cuidados han llevado a esta raza en menos de 30 años a la extinción.

Otras razas de perros extintos

Lamentablemente, podemos seguir sumando a este listado de razas de cánidos extintos a linajes como:

  • Antiguo Bulldog Inglés
  • Bull and Terrier
  • Cão de Fila da Terceira
  • Dorset Olde Tyme Bulldogge
  • Levesque
  • Molossus
  • Pastor Chiribaya
  • Perro Cobrador Ruso
  • Perro de Agua de Moscú
  • Perro de Punta Español
  • Perro Yagán
  • Southern Hound
  • Turnspit
  • Tweed Water Spaniel
tarjeta-regalo-amazon-500-euros-1

Tal vez te interese saber sobre:

Ayúdanos a difundir este contenido sobre los perros para que le llegue a la mayor cantidad de gente posible. Solo debes compartirlo con un simple clic en cualquiera de las redes sociales que se encuentran aquí abajo. Gracias…